Dietética Lo de Pérez Dietética Lo de Pérez

Spirulina Articular x 100 cápsulas

$286,00
Ingrese aquí su código postal para calcular su costo de envío:

Spirulina + D-Glucosamina + Té Verde + Bromelaina + Vitaminas + Minerales + Oligonutrientes

Una composición excelente que contribuye a prevenir las patologías más frecuentes de las articulaciones relacionadas a la deficiencia de nutrientes precursores.

Presentación
Spiruline® Protección Articulaciones x100: Cápsulas de gelatina dura de 300 mg. c/u. Envase conteniendo 100 cápsulas.

Frasco de vidrio reciclable conteniendo cápsulas en una bolsita de polipropileno plateado biorientado estéril, con tapón de madera lustrada con laca sanitaria epóxida. Precinto de seguridad exterior biorientado cristal estéril. Cápsula de sílica-gel absorbente de humedad. Etiqueta con tintas y papel biodegradable.

R.N.P.A. N° 21-47805
R.N.E. N° 21-113486
C.G. N° 21-012-22
Director Técnico: Eric G. Strembel, Licenciado en Química

Suplemento dietario
Consulte a su médico antes de consumir el producto
Conservar en lugar fresco y seco
Duración 2 (dos) años

  • Producto 100% de origen natural
  • Contiene Spirulina 100% pura y de la más alta calidad conocida
  • Reconstituyente natural de los tejidos articulares dañados
  • Evita el deterioro progresivo de las articulaciones
  • Disminuye en dolor asociado y mejora la movilidad
  • Brinda un efecto natural antiinflamatorio
  • Ayuda a prevenir naturalmente las enfermedades
  • Aporta gran cantidad de nutrientes como vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos omega esenciales para el organismo
  • No contiene conservantes ni aditivos en su formulación
  • No es un medicamento
  • No provoca efectos colaterales
  • Puede ser consumido simultáneamente con cualquier otro producto y/o medicamento
  • Apto para el consumo de jóvenes, adultos y ancianos
  • Es complementario con cualquier otro producto de la línea Spiruline® potenciando su acción en conjunto

Este nutracéutico permite aportar un conjunto de componentes de origen natural que tienen un rol destacado en el control del desgaste de los cartílagos, mejorando la recuperación de los movimientos, la disminución de las inflamaciones asociadas y la atenuación de los dolores articulares.

Repara progresivamente el daño de las articulaciones

Esta acción se basa en sus dos constituyentes principales: la Glucosamina y el Condroitín. Estos compuestos de origen natural son encargados de proveer resistencia a los cartílagos ante esfuerzos de tracción y compresión. Su ingesta posibilita una recuperación progresiva de la motricidad, mediante la regeneración de los tejidos articulares, y mitigando simultáneamente los frecuentes dolores vinculados a estas enfermedades.

Reduce los dolores articulares

Este efecto NO se produce por la adición de calmantes u otro tipo de compuestos relacionados como fármacos sintéticos. Su acción se basa en la actividad de la Glucosamina y el Condroitín(agentes de origen natural) que ejercen efectos regularizadores de los edemas, junto a la reducción de la producción de ciertos agentes químicos en las articulaciones. Además disminuyen la temperatura local y facilitan la amplitud de los movimientos. Esto conduce, a una disminución de los dolores por los rozamientos con los huesos. 
Esta acción se complementa con el agregado de Ácido Fólico y a la elevada concentración deVitamina B12 presente en la Spirulina.

Detiene el desgaste continuo de las articulaciones

El contenido de precursores naturales de las articulaciones, sumado a la su composición química de las microalgas Spirulina ricas en nutrientes esenciales, posibilita suplementar las carencias en las estructuras del tejido articular, contribuyendo a su recomposición natural.

Por otro lado, la acción perjudicial de los radicales libres del organismo (peligrosos agentes químicos) genera de manera asociada, la formación de inflamaciones que limitan el movimiento de los miembros, aún más cuando a ello se suma el dolor que provoca el movimiento en sí. Laexclusiva formulación de Spiruline® Protección Articulaciones con el agregado de agentes antioxidantes de origen natural (como la Vitamina C) y pro-antioxidantes (como en Zinc, Cobre y otros minerales) permite una acción generalizada, que regula la concentración de radicales libres en el organismo, inhibiendo gran parte los procesos oxidativos que dañan a estos tejidos.

Promueve un efecto antiinflamatorio

Los minerales esenciales Zinc y Cobre, tienen como parte de sus importantes acciones en el organismo, intervenir en la síntesis de compuestos antiinflamatorios. A esta acción se le suma el de las microalgas Spirulina, las cuales poseen un reconocido efecto antiinflamatorio. De esta forma, este producto plantea contribuir al aporte de sustancias bioquímicas o promover su generación, que contrarrestan los procesos inflamatorios relacionados a las articulaciones.

Mejor fuente de absorción de minerales: Microalgas Spirulina

Las microalgas Spirulina, que funcionan como soporte a los agregados del producto, con su aporte de proteínas, vitaminas y minerales, brinda las bases nutricionales que el organismo requiere para encontrar respuestas satisfactorias en su funcionamiento, posibilitando una mejor acción del nutracéutico.

Este producto es complementable con otros nutracéuticos de esta misma línea, como la Spiruline® Mega-Antioxidante; Spiruline® Antioxidante y Spiruline® Protección Osea, no registrándose ninguna incompatibilidad con los mismos. Por el contrario, la administración simultánea de dos o más productos como los mencionados, tiende a enfatizar su acción inhibidora de los procesos degradativos de las articulaciones, al mismo tiempo que enfatiza y facilita su regeneración.

Aunque hasta cierta edad no existen diferencias en hombres y mujeres, las lesiones articulares son bastantes más frecuentes en los grupos femeninos cuando superan los 55 años. Si bien la etiología de la enfermedad no está bien esclarecida, dado que las causas, la historia natural y progresión son todavía un desafío para la Medicina, la opinión más generalizada actualmente es que se trata de un conjunto de afecciones degenerativas que concurren a dar una manifestación final, por lo cual, más que una enfermedad en sí, las artropatías sólo serían síntomas emergentes de varias causas que operan en común. Como lo expresa la O.M.S. las patologías articulares son el resultado de fenómenos mecánicos y bioquímicos que modifican el equilibrio entre la síntesis y la degradación del cartílago y el hueso subcondral.

Las enfermedades en las articulaciones siempre significan un deterioro en la capacidad de movilidad física, con las consecuentes limitaciones en los movimientos, especialmente porque se localizan preferentemente en las manos, rodillas, caderas y columna vertebral.

Este nutracéutico tiene básicamente la función de prevención de tales lesiones, aún cuando tiene además la capacidad de servir de apoyatura para otro tipo de medicamentos farmacológicos que se implementen como parte del tratamiento global. El objetivo es mejorar progresivamente la funcionalidad y calidad de vida y evitar o minimizar los efectos secundarios que pueden surgir de aquellos tratamientos.

Acción de los componentes del producto

Uno de los componentes más destacados del producto es el Sulfato de D-Glucosamina. Este es uno de los constituyentes naturales de los proteoglicanos, los cuales son los responsables de la resistencia de los cartílagos ante esfuerzos de tracción y compresión. La ingesta del Sulfato de D-Glucosamina tiene, sucintamente, participación en la recuperación de la síntesis orgánica de los proteoglicanos en el interior de las articulaciones afectadas, posibilitando una recuperación progresiva de la motricidad articular, mitigando simultáneamente los frecuentes dolores vinculados a estas patologías.

El Sulfato de D-Glucosamina (2-amino-D-glucosa) tiene una gran movilidad molecular, gracias a sus reducidas dimensiones y al natural tropismo con los componentes moleculares constitutivos de los cartílagos, de manera que su acción es directa sobre las articulaciones afectadas, posibilitando mejorar la funcionalidad motriz incrementando la síntesis de los proteoglicanos, disminuyendo la actividad de las metaloproteasas, y ejerciendo un efecto inhibitorio sobre los radicales libres.

El Condroitin Sulfato que participa de este nutracéutico se encuentra también en los pasos bioquímicos que conducen a la formación de los proteoglicanos, de forma que complementa y perfecciona la acción de la D-Glucosamina. El efecto que ejercen en conjunto estos dos constituyentes posibilita la reducción significativa del deterioro, permitiendo reducir el interleukin 1- (IL-1-) y la matriz metaloproteasa-9 (MMP-9), según lo manifiestán numerosos estudios. Estos han encontrado que se reduce consistentemente el edema y la producción de MMP-9 en las articulaciones, facilitando la amplitud de los movimientos, disminuyendo la temperatura local y los dolores consecuentes de los rozamientos con el hueso subcondral.

Los expertos coinciden que en todo proceso inflamatorio siempre intervienen los radicales libres. Estos se suelen concentrar en las articulaciones, provocando ataques sobre las células del tejido articular. La Vitamina C y otros antioxidantes, como la Vitamina E y como el Betacaroteno de la Spirulina, neutralizan la reactividad de los radicales libres, cediendo sus propios electrones a los que les faltan a los radicales y formando un escudo protector sobre los tejidos atacados, preservando la salud de las células. La Vitamina E parece también estimular las reservas del organismo de las proteínas productoras de tejido cartilaginoso, llamadas, como se ha dicho, proteoglicanos.

La reactividad de los radicales libres siempre se manifiesta en forma asociada a la formación de inflamaciones que limitan el movimiento de los miembros, máxime cuando a ello se suma el dolor que provoca el movimiento en sí. El control de las inflamaciones, como se ha dicho, tiene estrecha relación con la acción de neutralización de los radicales libres. Es por ello que a este nutracéutico se le han incorporado varias sustancias antioxidantes que operan para desactivar la actividad de los radicales libres en las áreas articulares, porque ello tiene consecuentemente una disminución de las inflamaciones. Algunos de ellos, como la Vitamina C, también tiene por si misma un efecto antiinflamatorio directo.

Los minerales Zinc, Cobre y Manganeso, formando moléculas órgano-metálicas con el ácido glucónico, tienen un rol importante en los procesos de recuperación de los tejidos articulares y en la disminución de las inflamaciones. El Zinc es sumamente importante para combatir las inflamaciones que se desarrollan en los cartílagos, obrando, junto al Cobre en la síntesis de la S.O.D. (superóxido dismutasa), una enzima antiinflamatoria que se halla en las articulaciones inflamadas, donde colabora en neutralizar los radicales libres. Además, el Zinc interviene en la producción de otras 200 enzimas que desempeñan tareas esenciales para el cuerpo, incluyendo la reparación de las articulaciones y el correcto funcionamiento del sistema inmunológico. Se ha encontrado que los niveles de Zinc en los organismos de los pacientes con lesiones articulares es sumamente bajo.

Al igual que el Zinc, el rol del Cobre es intervenir en la síntesis de compuestos antiinflamatorios, como la S.O.D. (superóxido dismutasa) y la ceruloplasmina, una proteína de la sangre. Estas sustancias bioquímicas contrarrestan la inflamación que se asocia a determinadas artropatías, como en la artritis reumatoide.

El Manganeso desempeña un papel esencial en las reacciones que afectan a los huesos, los cartílagos, el funcionamiento del cerebro y el aporte de energía. El interviene directamente en la producción de mucopolisacáridos, moléculas que desempeñan un rol importante en la producción de colágeno, un componente del tejido conjuntivo, fibroso y resistente, presente en todos los tejidos del cuerpo, incluyendo huesos y cartílagos. De esta forma, el Manganeso, que se supone opera en conjunto con el Cobre, el Calcio y el Zinc, ayuda a regenerar los tejidos articulares dañados, así como también previene el desgaste prematuro de los huesos, especialmente los subcondrales.

El efecto más conocido de la Vitamina B12 que en este nutracéutico lo provee la Spirulina es de mantener una producción saludable de células sanguíneas. Pero este no es el único papel que desempeña esta vitamina, sino que estimula la producción de osteoblastos, un tipo de célula ósea que no produce glóbulos rojos sino tejido óseo. Esto es muy importante para aquellas personas afectadas con artrosis, porque, además de destruirse el cartílago, también se deteriora el hueso, provocando mayor dolor y mayor erosión del cartílago. La ingesta de Vitamina B12 es, entonces, indicada para reducir los dolores articulares, e incrementar la fuerza de las extremidades, si el mal se alojase allí. La asociación de la Vitamina B12 con el Ácido Fólico que contiene este nutracéutico, también posibilita calmar los dolores y reducir las dosis de analgésicos
 
Especialmente adecuado en la función preventiva y coadyuvar en el tratamiento de aquellas formas patológicas recurrentes que se vinculan a las lesiones articulares, este nutracéutico permite aportar un conjunto de componentes de origen natural que tienen un rol destacado en el control del desgaste de los cartílagos, mejorando sustantivamente la recuperación de los movimientos, la disminución de las inflamaciones asociadas y la atenuación de los dolores articulares.

El nutracéutico no presenta toxicidades a todo espectro de edad. Sus componentes de origen natural tienen una biodisponibilidad extremadamente alta, de modo que no produce acumulaciones ni efectos secundarios a las dosis recomendadas, y tiene fácil complementación con otros preparados específicos de la medicina tradicional, no habiéndose registrado ninguna incompatibilidad con los mismos. Su limitación, como es obvio, está circunscripta a la intolerancia reconocida hacia alguno de sus componentes. El producto tiene un margen de consumo que abarca desde la pubertad hasta la ancianidad.

Dosis recomendadas

(Sujetas a las indicaciones de su médico habitual)

Ingesta de 4 a 6 cápsulas diarias distribuidas durante el día.

· 1 ó 2 cápsulas durante el desayuno.
· 2 cápsulas durante el almuerzo.
· 1 ó 2 cápsulas durante la cena.

Consumir este producto durante 8 a 12 semanas, posteriormente suspender la dosificación por un período de 1 a 2 meses, y reiniciar el consumo nuevamente.

Limitaciones

El producto, a las dosis sugeridas, no tiene toxicidades conocidas. Sus componentes de origen natural tienen una biodisponibilidad extremadamente alta, de modo que no produce acumulaciones peligrosas. Su limitación está solamente circunscripta a la intolerancia o alergia reconocida a alguno de sus componentes.

Apto para el consumo en jóvenes, adultos y ancianos.

En los casos de artritis psoriásica se debe administrar bajo vigilancia médica, porque se han registrado en algunos estudios contraindicaciones con los componentes Sulfato de D-Glucosamina y Sulfato de Condroitin.

No se recomienda el tratamiento con sulfato de D-glucosamina en el embarazo, ni durante el periodo de lactancia, ya que no existen estudios específicos en embarazadas ni en mujeres en periodo de lactancia.

Fenilcetonúricos: contiene Fenilalanina proveniente de la base nutriente Spirulina.

Celíacos: Producto orgánico libre de gluten. Sin T.A.C.C.


Seguínos en:

Suscribite a nuestras noticias:

Contactanos

  • (54-11) 4781-1065
  • info@lodeperez.com
  • Juramento 2112 - Belgrano - CABA
  • L. a S. de 9:30 a 20 hs.
  • Medios de pago y envío: | Envíos por moto

    ATENCIÓN ONLINE

    Atendemos de lunes a viernes de 9:30 a 20 hs.

    Podés comunicarte con nosotros a través de nuestro chat online haciendo clic en la pestaña de
    Atención Online debajo a la derecha de la página.

    O también podés enviarnos un email a:
    info@lodeperez.com
    o llamarnos al

    (011) 4781-1065